El parto humanizado es una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los niños en el momento del nacimiento. Considera los valores de la mujer, sus creencias, y sentimientos respetando su dignidad y autonomía durante el proceso de dar a luz. Este tipo de partos reduce los nacimientos sobremedicados, empoderando a las mujeres y los usos de prácticas de maternidad basados en la evidencia como estrategia para humanizar el parto.

Ya sea por parto natural o incluso por cesárea en caso de una indicación médica justificada significa, sobre todo, una cosa: respeto hacia la mujer, su cuerpo, su intimidad, sus posibles miedos, su voluntad y necesidad de ser informada de los riesgos y beneficios, y sus deseos y expectativas para concluir el embarazo, es decir, hacerla protagonista de las decisiones acerca de su parto.

Reconocer a la madre, el padre y su hija/o como los verdaderos protagonistas.

• No interferir rutinariamente este proceso natural; solo se debe intervenir ante una situación de riesgo evidente.
• Reconocer el derecho para la mujer y su pareja, a la educación para el embarazo y parto.
• Reconocer y respetar las necesidades individuales de cada mujer/pareja y el modo en que se desarrolle esta experiencia.
• Respetar la intimidad del entorno durante el parto y el posparto.
• Brindar atención personalizada y continua en el embarazo, parto y puerperio.
• Favorecer la libertad de movimiento y posición de la mujer durante todo el trabajo de parto (en cuclillas, hincada, sentada, en el agua, o como desee).
• Promover la relación armónica y personalizada entre la pareja y el equipo de asistencia profesional.
• Respetar la decisión de la mujer sobre quién desea que la acompañe en el parto
• Privilegiar el vínculo inmediato de la madre con su hija/o

Si deseas más información no dudes en contactarnos y con gusto resolveremos todas tus dudas.

Dr. Juan Antonio Trujillo Pérez | Ginecología y Obstetricia

Teléfonos. para citas: 9999440786 y 9992761647

Nos encontramos en la clínica En Buenas Manos, calle 28 por 67 y 69 #218. Fracc. Montes de Amé, Mérida